Dehesa de Hayas de Puras de Villafranca

PUNTO DE SALIDA: A 7 km. de Belorado dirección Pradoluengo – San Miguel de Pedroso – Puras de Villafranca

DISTACIA: 14 km.

DIFICULTAD: Baja

SEÑALIZACIÓN: PR- Pequeño Recorrido (Marcas Blancas y Amarillas)

CARACTERISTICAS: Recorrido circular

La dehesa de Puras de Villafranca, destaca por ser una de las pocas formaciones forestales compuesta únicamente por hayas. Se trata de la Dehesa más extensa y la de mayores y más maduros ejemplares existentes en la provincia de Burgos. Por otra parte es imprescindible valorar el número de especies animales raras que la habitan: Agateador norteño, carbonero palustre y lirón gris. Se pueden observar también ejemplares de halcón, gavilán, azor, corzo, jabalí, gato montés y tejón, entre otros.

La dehesa de Puras de Villafranca está enclavada en el límite donde se solapan los relieves que caracterizan la Sierra de la Demanda y los Montes de Oca. El contenido en arcilla y el potente sustrato son ideales para el crecimiento de los hayedos.

Durante años al igual que en otros municipios, en Puras de Villafranca, la dehesa ha sido una forma de aprovechamiento forestal, pero a diferencia de otros municipios donde el adehesamiento se producía con rebollares y fresnedas, en Puras de Villafranca se producía con hayedos. La consecuencia de este proceso fue la falta de competencia entre los ejemplares que formaban la masa arbórea, lo que facilitó que alcanzaran un porte y edad verdaderamente considerables.

La zona mejor conservada de la dehesa se encuentra en los barrancos que forman la cabecera del arroyo del río y en los términos de Balloca y Langruña, donde crecen algunos árboles que alcanzan los 30m de altura.

En cuanto al uso de la dehesa, era y es utilizada para el pasto del ganado y la madera sobrante de las podas se convertía en leña o en carbón vegetal.

Se puede visitar a través de una ruta de Pequeño Recorrido (PR) circular de unos 14 km, con dificultad baja.

image001_705