Exposición temporal «Comunicación y espionaje en la II Guerra Mundial»

INFORMACIÓN Y RESERVAS:

947 580 226 (Ayuntamiento de Belorado)

947 580 815 (Oficina de Turismo) info@belorado.org

SOLO VISITAS GUIADAS PREVIA RESERVA (mínimo 5 personas)

MIÉRCOLES-JUEVES-VIERNES: 12.00hrs y 17.00hrs

SÁBADO Y DOMINGO: 12.00hrs.-13.00hrs-16.00hrs y 17.00hrs

Duración visita: 1 hora aproximadamente

Ubicado en la localidad de Belorado, en la provincia de Burgos, el Museo Internacional de Radio Transmisión Inocencio Bocanegra, es el primer museo de la Comunidad de Castilla y León con esta temática.

Se encuentra enclavado en un antiguo Silo de cereal (Avda. Campo de los Deportes, 18), y nos propone la conectividad entre el propio edificio y la interesante colección que alberga.

Este museo pretende a través de sus piezas y de forma didáctica comprender  la evolución y la utilización tanto de los equipos de radio transmisión como de componentes y aparatos.

Entre los minuciosos aparatos que atesora esta colección distinguiremos algunos receptores, antenas, comprobadores de modulación, transmisores…. con un especial valor debido a la implicación histórica en guerras ó avances tecnológicos de la gran mayoría de los modelos. Multitud de curiosidades se encuentran dentro de este singular espacio museístico.

Una interesante y curiosa colección que podemos disfrutarla visitando Belorado, en pleno Camino de Santiago, ubicado en una zona estratégica dentro de las rutas museísticas más actualizadas, cercano al Museo dela EvoluciónHumanaen Burgos y al Museo del Guggenheim de Bilbao.

SINGULARIDADES DEL MUSEO:

1.- LA COLECCIÓN: Los equipos expuestos en el Museo narran la historia de la radio comunicación a lo largo del siglo XX; podemos destacar entre otros, un traje completo de un cosmonauta ruso, la Radio Galena (de la década de los años 20 del siglo pasado), visores nocturnos, equipos utilizados en la Segunda Guerra Mundial…

2.- EL SILO: Se ha rehabilitado el edificio conservando y mostrando toda la maquinaria que se utilizó en su día, creando un espacio diáfano libre de barreras arquitectónicas, permitiendo conocer los diferentes depósitos de grano (diez), que actúan como escaparates de exhibición.

3.- LA TRINCHERA: Debido a que la colección está muy vinculada al mundo militar, y bajo la premisa de creación de una museografía sensitiva que permita disfrutar de los equipos en los espacios donde estaban ubicados, se ha recreado, junto con la ayuda del Ministerio de Defensa, una Trinchera de la Primera Guerra Mundial (aproximadamente del año 1917).